Thursday, September 28, 2006

-Dimisión, inmediata-
«Te van a echar un polvo». Con esta finura y sutileza el teniente de alcalde de Puertollano, Ciudad Real, contestaba a la pregunta de una concejal popular. No se crean que la pregunta de la concejal de la oposición era rebuscada o hiriente, simplemente le pregunto por el arreglo de unos caminos.
A mi me parece simplemente inadmisible que este hecho haya quedado impune, que los socialistas, que se creen abanderados del feminismo, se hayan conformado con las disculpas de este elemento. Desde luego para el Partido Popular no han sido suficientes y ayer en el Congreso se pidió la intervención del Presidente y de su segunda, Maite de la Vega.
Las palabras de Antonio Rodríguez no solo suponen un insulto a la inteligencia y el civismo, sino que también suponen un agravio a las por desgracia mujeres maltratadas. No sirve de nada que los partidos políticos se dediquen a hacer leyes encaminadas a la disminución de esta lacra, mientras haya gente que desde sus cargos públicos se exprese en estos términos.
Si le quedase un mínimo de dignidad dimitiría.

1 comment:

maria ppilar said...

Dignidad y partido socialista nunca han ido de la mano.